martes, 10 de junio de 2014

MEDIO AMBIENTES PRECOLOMBINOS

La reconstrucción del medio ambiente del indocubano que habitara en el territorio del municipio de Cabaiguán, ha sido posible gracias al pormenorizado estudio de los restos de la dieta que se han recolectado, en cuatro de los cincuenta sitios de habitación que se reportan para la localidad.
A través de la identificación de cada una de las especies y los diferentes medio ambientes que le son favorables para su desarrollo, se puede afirmar, que Cabaiguán, en la época objeto de análisis, posee una gran riqueza faunística y florística, lo que le posibilita al aborigen la obtención de los recursos necesarios para su sustento en el medio mediterráneo.
Resulta importante señalar, la gran fertilidad de casi la totalidad de los suelos de esta región, aspecto que propicia el crecimiento de grandes extensiones de bosques, que albergan una rica variedad de especies diferentes de plantas comestibles, medicinales, textiles, maderables, así como de diferentes especies de mamíferos, reptiles, crustáceos, saurios y moluscos, cuyos restos, aparecen en los yacimientos arqueológicos de la zona.
Entre los ejemplares de mamíferos más comunes en la dieta, se encuentran diferentes especies de jutías, cuyo hábitat son los bosques –extendidos por la mayor parte del territorio– o los lugares rocosos como los de la sierra de Las Damas, Los Morros de Neiva y Seibacoa. En estos ecosistemas también es abundante el majá de Santa María (Epicrates angulifer), cuyos restos se han observado en la dieta, aunque su frecuencia de aparición resulta mucho más baja que en el caso de las jutías.
Otro medio ambiente donde el aborigen realiza una significativa acción extractiva, es el acuático, cercano al cual ubica sus sitios de habitación. En ellos desarrolla la pesca de especies de agua dulce, tal y como lo demuestra la presencia de vértebras de pescado en la dieta de los sitios Neiva Viejo, La Redonda I, Tres Palmas I y La Aurora.
La captura de la jicotea (Pseudemy decussata L.) y de crustáceos, así como la recolección de moluscos terrestres del género Zachrysia y Liguus, y fluviales del género Pomaceae, son otras de las actividades subsistenciales más ampliamente practicadas por los aborígenes de Cabaiguán.
Las condiciones del medio mediterráneo de la localidad que se analiza, favorecen a grupos con patrón de asentamiento mesolítico tardío, como es el caso particular de La Aurora, asentado por un período de tiempo prolongado.
Dicha afirmación está validada por la presencia de buena acumulación de restos de la dieta –que denota una intensa y prolongada actividad de caza, captura, pesca y recolección– así como por las evidencias de una industria de la piedra en volumen, compuesta por majadores, trituradores y lajas molederas, artefactos e instrumentos que guardan relación con la elaboración de productos provenientes, supuestamente, de una agricultura que, por la particularidad de su ajuar, se desarrolla de manera diferente a la observada en grupos agricultores ceramistas de Cuba, especto novedoso si se toma en consideración la probable existencia, en el mesolítico tardío de La Aurora, de actividades subsistenciales relacionadas con algún tipo de práctica agrícola y no como se pensaba hasta ahora, pues, dicha actividad ha estado adjudicada únicamente a grupos con patrón cultural neolítico incipiente o neolítico.
Los sitios de habitación de Neiva Viejo y Tres Palmas I son enclaves que se establecen también por un período de tiempo prolongado, los que les permite la fabricación de vasijas de cerámica y la implementación de una agricultura incipiente, posiblemente, relacionada con el cultivo de la yuca amarga. Fragmentos de burén vinculados a la siembra de esta especie, forman parte de los ajuares del sitio de Neiva Viejo.
La abundancia de sitios arqueológicos en Cabaiguán, aún cuando una buena parte de su territorio no ha sido explorado, es indicativo de que las condiciones medioambientales de la etapa precolombina favorecen el desarrollo el desarrollo de las primeras colectividades humanas asentadas en esta región. 

*Extracto del libro: Los Aborígenes en Cabaiguán, de los autores Orlando Álvarez de la Paz y Santiago F. Silva García (2005). 

¡Hasta la próxima!


email: oalvarez82@yahoo.es
| More

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal